Fortín del Señor de los Trabajos

El Señor de los Trabajos

Fortín del Señor de los Trabajos y los Fuertes durante el Sitio de Puebla

Además de los fuertes que se hicieron para resistir el asedio a la ciudad, se construyeron al mismo tiempo, varias lineas y obras de defensa interior, que aun siendo menores eran indispensables para completar la defensa de la plaza. Entre estas obras interiores destaca el fortín del Señor de los Trabajos.

A la izquierda del fuerte Santa Anita se construyó un reducto con un frente de baluarte valiéndose de las bardas del cementerio del templo del Señor de los Trabajos, de ahí el nombre de esta fortificación.
A la derecha del templo, cerca de la calle de San Pablo de los Frailes, había enormes montones de tierra y escombros de más de siete metros de altura donde se hicieron unas plataformas para dos cañones.
Esta defensa resultó de mucha utilidad y a pesar del nutrido fuego de la artillería de los franceses no pudo ser destruido.

El fortín, perteneciente a la Linea de San Javier y Santa Anita se encontraba a 888 metros del fuerte “Demócrata“, a 680 metros del fuerte “Iturbide“, y a 1,232 metros de la catedral de la ciudad.

Deja un comentario