Inmaculada Concepción: Catedral de Mazatlán

Catedral Basílica de La Inmaculada Concepción

La Catedral de la Inmaculada Concepción de Mazatlán es una emblemática y querida obra. Se inicio el año de 1855 a iniciativa del Obispo Pedro Loza y Pardavé , en 1880 se termino el el cuerpo principal gracias a los esfuerzos del Padre Miguel Lacarra y de toda la gran comunidad de la ciudad, desde comerciantes, políticos, y pueblo.

Esta imponente Catedral de la Inmaculada , fue diseñada y construida por el maestro de albañilería Don Estanislao León , quien murió en las etapas finales de la construcción. Participaron también el maestro de carpintería Don Santiago León y el maestro de herrería Don Isaac León.

Las espléndidas torres, se empezaron a levantar en el año de 1893 , la primera de ellas se concluyó en Abril 6 de 1894 la otra, pocos meses después. Estas torres, originalmente fueron diseñadas por el eminente constructor Natividad González , pero debido a un áspero desacuerdo sobre ciertos asuntos técnicos con el párroco Padre Joaquin García, no llego a terminarlas.

Un atrio enrejado circunda tres de los lados de la Catedral de la Inmaculada y ahí se encuentran ubicados tres magníficos e imponentes monumentos. En dos de ellos se representa a Cristo como Rey,y en el restante se muestra al indio Juan Diego , mostrándole al Obispo Fray Juan de Zumárraga el ayate con la aparición milagrosa de Nuestra Señora de Guadalupe .

En su fachada principal, se encuentra un acogedor pórtico (lo que es algo inusual de encontrar en las grandes Catedrales Mexicanas), del que sobresalen tres arcos aristados que le dan una elegancia muy especial. En sus paredes laterales y del pórtico se pueden admirar cuatro grandes esculturas que representan a los Evangelistas, Mateo, Marcos, Lucas y Juan .

Al entrar en ella, en su egregio interior se encuentran tres naves, que tienen un estilo definitivamente que es una sublime mezcla de la arquitectura Gótica, Barroca y Neoclásica.

En la parte posterior del altar principal abrigada por una cúpula de mármol, se encuentra una espléndida escultura de La Inmaculada Concepción, en la parte frontal del altar de blanquísimo mármol está plasmada una bellísima representación escultórica de la Ultima Cena de Nuestro Señor Jesucristo ,y un majestuoso mural que representa la Santísima Trinidad rodeada de ángeles y otras figuras celestiales.

Si observamos detenidamente veremos que adentro de los triángulos curvilíneos que forman los arcos con el anillo de la cúpula, se pueden admirar las regias figuras de los Doctores de la Iglesia, los Santos Bernardo y Ambrosio y de los Profetas del antiguo testamento, Zacarías y Moisés.

En el altar principal de refinado estilo Gótico, se encuentran un conjunto de bellísimas estatuas de Santos y Ángeles de mármol de Carrara, definitivamente de manufactura Italiana. Acompañadas por las imágenes de Santa Ana y San Joaquín, las que en conjunto, están consideradas por los expertos en verdaderas e insustituibles joyas de arte.

La Catedral en su conjunto es una construcción que reúne características que la hacen ser majestuosa, su diseño arquitectónico y sus detalles ornamentales, son únicos y de una calidad indiscutible,

Solo basta mirar las catorce esculturas de origen Europeo (probablemente Italianas) colocadas en las paredes laterales y que representan el Vía Crucis de Nuestro Señor o extasiarnos con las exquisitas imágenes de San Juan Bosco, San Judas Tadeo, Nuestra Señora de Fátima, Santa Eduviges, Nuestra Señora de los Rayos, Nuestra Señora del Sagrado Corazón del Niño Jesús, Santa Marta, Jesús el Nazareno, Santo Domingo, Cristo Rey, la Dolorosa Virgen María y el domo encristalado con el Santo Entierro de Jesús.

Aunque su diseño arquitectónico es Ecléctico , su interior y exterior, es una bien lograda combinación entre Morisco y Gótico , muy parecido al estilo arquitectónico que se utilizo en las Catedrales de Burdeos, Toledo, Sigüenza y en la Mezquita de Córdoba. Ambas torres y su cúpula exterior, están recubiertas por azulejos de color amarillo de manufactura Europea.

La Catedral, tiene cuatro altares laterales, dos de ellos a los lados del altar principal y los dos restantes a los costados de la entrada principal, sus diseños son Neoclásicos y están consagrados en honor a. Nuestra Señora del Santo Rosario, El Sagrado Corazón de Jesús, Nuestro Señor San José y Nuestra Señora de Guadalupe.

Dignos de elogiar son los frescos de escenas religiosas que se encuentran a los lados de los altares principales y laterales, que aunque son muy recientes (1942) son de magnifica estética y ejecución.

Sus hermosos balaustres de caoba que rodean toda la parte superior del techo abovedado,su hermoso púlpito y confesionarios de techo de petatillo de cedro americano son unas joyas de diseño y obra artesanal muy bien logradas.

No podemos dejar de elogiar su enorme candil central y los candiles laterales colocados a lo largo de los pasillos adornados profusamente de finísimos cristales cortados franceses, instalados en el año de 1950 .

Sin embargo la joya de Catedral es su grandioso órgano construido en París por el fabricante Aristide Cavaillie-Coll ( 1811-1899 ) y aunque en los archivos de la Catedral no se señala en que fecha se adquirió este maravilloso instrumento musical, información periodística de la época nos indica que el día 7 de Mayo de 1889 el órgano fue tocado por primera vez, deleitando a la sociedad católica del puerto.