Nichupté: hogar de manglares y atardeceres.

La laguna Nichupté es en sí mismo un ecosistema donde habitan cientos de especies de flora y fauna muy particulares

Todos sabemos de las extraordinarias playas a todo lo largo de la Riviera Maya, de los hoteles, resorts, parques, cenotes y tantos atractivos turísticos. Pero en pleno corazón de Cancún y su zona hotelera existe un atractivo de grandes proporciones que no debes pasar por alto, sobre todo si eres un aficionado al ecoturismo: la laguna Nichupté, una reserva con una superficie de tres mil hectáreas que se comunica con al Mar Caribe a través de los canales Nizuc y Sigfrido.

Nichupté
Panorámica de la Laguna de Nichupté

La laguna Nichupté es en sí mismo un ecosistema donde habitan cientos de especies de flora y fauna muy particulares, destacando cocodrilos de las especies Acutus y Moreletti, con una población aproximada de 1,500 ejemplares, y una de las comunidades vegetales más importantes que se encuentran en los humedales costeros del trópico: los manglares, comunidades de árboles y arbustos, llamados mangles, que son capaces de tolerar la salinidad del agua de mar que se mezcla con el agua dulce de la laguna, y cuyas ramas se anclan al suelo formando un cerrado laberinto que sirve como hábitat para muchas especies de peces e invertebrados.

 

Un manglar es un ecosistema que media entre los elementos de la naturaleza pues protege a los corales al moderar los excesos de tierra y sedimento que los ríos acarrean al mar, a la vez que se producen nutrientes que sirven de alimento a pastos marinos, corales y ciertos peces. Pero su importancia es todavía mayor para nosotros: actúan como filtros que degradan materia orgánica, eliminando o reteniendo contaminantes consecuencia del desarrollo urbano, con lo que proveen agua limpia para la recarga de aguas subterráneas. Equilibrio preciso el de la naturaleza, mismo que demanda respeto y cuidado por todos nosotros.

¿Te gustaría navegar y apreciar los manglares? ¡Aprovecha alguno de los servicios de renta de lanchas en el lugar! Se realizan recorridos a lo largo del día, ofreciendo tours que además te permiten conocer la jungla del lugar. Un paseo que seguramente te va a encantar, pues Nichupté se compone de otras lagunas menores que vale mucho la pena recorrer, como las lagunas Bojórquez, San José, Laguna Ciega y Laguna del Amor. ¡Un verdadero paraíso al alcance de todos! Para los que gustan del ejercicio, nada mejor que un recorrido en kayac; si buscas emociones más fuertes, practica esquí acuático o navega a bordo de un jet ski; o disfruta de la pesca deportiva en las aguas de este gran atractivo natural enmarcado por vida silvestre y la calidez del cielo turquesa. Contempla los alrededores, conoce las cuatro variedades de mangle que existen en la zona y descubre en su hábitat natural una amplia variedad de aves, iguanas, ranas leopardo y, por supuesto, cocodrilos.

Desde hace algunos años, Flora, Fauna y Cultura de México AC, en colaboración con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, Mérida (Cinvestav), han trabajado para la reforestación y conservación de la Laguna Nichupté, emprendiendo un programa de restauración que a la fecha ha sembrado cientos de miles de árboles y propágulos (1) de mangle (principalmente mangle rojo) en varias decenas de hectáreas que han sido afectadas por el desarrollo urbano o por huracanes como Wilma (2005): una misión de vital importancia porque ahora ya sabemos lo esencial de los manglares no sólo para el ecosistema, sino para la propia economía local.

La zona más importante de Cancún es Isla Cancún o Zona Hotelera, donde se concentra la mayor parte de las playas y actividades turísticas de este destino: una lengua de tierra de 23 kilómetros unida al continente por tres puentes: el puente Calinda en el km 4, el puente de Club Med en el km 20 y el puente Nizuc en el km 22. Rodeando el interior de la zona hotelera se encuentra el sistema lagunar Nichupté, compuesto de siete cuerpos de agua: Laguna Bojórquez, Cuenca del Norte, Cuenca Central, Cuenca Sur, Río Inglés, Del Amor, y Laguneta del Mediterráneo.

Si visitas Cancún, ¡no dejes de conocer la laguna de Nichupté! Hogar de manglares y atardeceres que cautivan.

 

(1) Propágulo: del latín propagulum. En biología es cualquier germen, parte o estructura de un organismo, ya sea planta, hongo o bacteria, producido sexual o asexualmente, capaz de desarrollarse separada para dar lugar a un nuevo organismo idéntico al que le formó.

Si deseas más información sobre Cancún, Riviera Maya o de otros destinos turísticos de México, te invitamos a descargar la revista-guía Travel By México de forma totalmente gratuita.