Isla Blanca: el paraíso de los papalotes

Isla Blanca: el paraíso de los papalotes de Quintana Roo

Isla Blanca es una franja de tierra que se extiende 20 kilómetros: una barrera arenosa cuyo ancho que va de los 500 a los 800 metros, situada a 20 kilómetros al norte de Cancún. Desde allí es posible ver Isla Contoy al noreste e Isla Mujeres al sureste, y está rodeada por la laguna Chakmochuk al oeste y al este por el inigualable Mar Caribe.

Alguna vez jugamos con cometas de plástico o papel en el campo abierto, como hacen muchos en La Marquesa o las Lagunas de Zempoala (estados de México y Morelos). Sólo se necesitaba un poco de viento para soltar el juguete y verlo ascender, controlando altura y algunos movimientos con el hilo de sustento en las manos. Bien, pues el deporte acuático conocido como kite surf aplica el mismo principio: gracias a una cometa de gran envergadura, fijada mediante cuerdas a un arnés, se obtiene tracción que permite a una persona deslizarse sobre el agua usando una tabla especial para este propósito.

Isla Blanca
Isla Blanca kite-surfistas preparandose

Kite en inglés significa cometa, o papalote en México (del náhuatl papalotl, que significa mariposa), mientras que la palabra surf se explica por sí misma. Perfecta combinación de elementos que hacen de este deporte uno de los más populares en las playas del mundo, pero que tiene en Isla Blanca un auténtico paraíso.

Muchos kite-surfistas vienen a Isla Blanca gracias a la cercanía que tiene con Cancún, el destino turístico más importante de México, y porque la tranquilidad de sus aguas turquesa facilitan a los deportistas, ya sean principiantes o expertos, darse vuelo durante horas para practicar nuevas acrobacias o deslizarse plácidamente en aguas totalmente seguras. Aquí el viento es, en todo sentido, siempre favorable.

Gracias a lo rústico de este paraje, muchas familias o grupos de deportistas aprovechan para tener días de campo al calor de esa arena blanca tan característica que le da nombre al lugar, terminando cada convivencia con extraordinarias puestas de sol. Por esto mismo, cada vez hay más niños y jóvenes que se acercan a este deporte, volviéndose luego asiduos practicantes que tienen en Isla Banca su lugar predilecto. ¡Y tú podrías practicarlo también! Seguramente allí podrás encontrar un instructor certificado que te capacite en el manejo de un papalote y las medidas de seguridad que siempre debes tener en cuenta.

¿Pero de dónde viene el kite surf? Sabemos que las cometas se inventaron en China, hacia el año 1200 a.C., siendo usadas primero como instrumento militar de señalización, aunque sirvieron también para dar tracción a pequeñas embarcaciones en aquel país e Indonesia.

Se considera al neerlandés Gijsbertus Adrianus Panhuise como el padre del kite surf, pues en octubre de 1977 consiguió la primera patente que describía el kite surf como sigue: “Deporte en el cual se navegaba utilizando una tabla de surf traccionada por una especie de paracaídas al que está unido por un arnés”. No logró explotar comercialmente esa patente, pero las bases estaban puestas y la mejora de aditamentos no se se hizo esperar.

El tamaño de cada de papalote (de 5 a 17 metros cuadrados de tela) depende del peso de cada persona y de la fuerza del viento: entre más grandes mayor tracción generan. Si eres principiante, seguramente antes de entrar al agua tendrás que entrenar con un papalote de 3 metros para aprender su manejo; luego vendrá la navegación.

Todos los papalotes tienen en común el tipo de diseño y materiales con los que están hechos: son alas fijas que tienen cámaras tubulares en la orilla frontal (llamada borde de ataque) y a lo largo del papalote a manera de costillas que se inflan con una bomba de aire manual. Esto garantiza que el papalote mantenga dureza en su estructura para la sustentación del mismo, que pueda flotar en caso de caer al agua y, finalmente, que pueda ser manipulado con seguridad.

De las orillas del papalote se extienden líneas o cordeles que se fijan a una barra de metal que hace las veces de manubrio para controlar el movimiento del papalote, y el manubrio se engancha a un arnés especial con forma de chaleco que se coloca la persona. El papalote se elabora con telas sintéticas impermeables muy resistentes y ligeras que facilitan su ascenso con las corrientes de aire, y gracias a las líneas, barra y arnés… ¡la diversión está garantizada!

¡No pierdas la oportunidad de venir a Isla Blanca! Si eres kitesurfer, aquí tendrás el mejor lugar para practicar este deporte acuático; y si no lo eres, ¿por qué no aprender? Lo que es seguro es que aquí podrás vivir en compañía de amigos y familia un día de playa rodeado de paisajes paradisíacos. Y quién sabe, tal vez mañana quieras volar sobre el agua.

Datos y curiosidades:

-Los hermanos Dominique y Bruno Leganoux hicieron una demostración de navegación sobre esquís acuáticos traccionados por papalotes en la ciudad de Brest, Francia, en 1985, consiguiendo la patente de su invento en 1987.

-Aunque Isla Blanca se asocia a la promoción de Cancún, dicha localidad corresponde a la administración del ayuntamiento de Isla Mujeres.

-Si bien Dave Culp diseñó el primer kite con el borde de ataque inflable en 1978, actualmente todas las fábricas de papalotes de kite surf pagan regalías a los hermanos Leganoux, quienes patentaron el sistema de cámaras tubulares inflables (borde de ataque y costillas).

-En la laguna de Chakmochuk se practica la pesca deportiva, haciendo de este lugar uno de los más apreciados para la pesca de robalo, sábalo, palometas o macabís.

-En Indonesia los papalotes son una cultura y un arte, lo que ha convertido a aquel país en epicentro de industria de kiteboarding: no sólo entrenan, sino que desarrollan nuevos materiales y los producen de manera industrial.

 

Si deseas más información de Isla Blanca o de otros destinos turísticos de México, te invitamos a descargar la revista-guía Travel By México de forma totalmente gratuita.