General Porfirio Díaz Mori

Los franceses, con su acostumbrada y extrema arrogancia, habían imaginado que la conquista de esta ciudad sería casi un paseo, que no habría resistencia. Ese día los invasores fueron derrotados y tuvieron que retirarse. Porfirio Díaz, bajo el mando del General Zaragoza, toma parte activa en esta batalla. Pero es casi un año después, durante el Sitio de Puebla, donde el brillante General comienza a destacar entre los demás.

Nos dice al respecto el General Francisco P. Troncoso en un escrito que hizo en 1862:

“El General Porfirio Díaz, que manda la Brigada de Oaxaca de la División Berriozábal, es un jefe muy templado, de gran reputación y simpatía. En la acción de Pachuca se distinguió y se dio a conocer por los viejos soldados que estaban en México, pues fue muy alabado por el General Tapia que mandaba en Jefe. Se cuentan de él muchos actos de valor, tenacidad, resolución y astucia en los numerosos combates que ha tenido.

Se dice que en Tehuantepec, Juchitán, Oaxaca y otros diferentes puntos tuvo acciones que lo acreditan tanto, que se le tiene ahora como el primer soldado del Estado, (de Oaxaca) donde ya es candidato para gobernador, aunque él no quiere y se ha rehusado. Ha sido herido varias veces, entre otras acciones, en Ixtapa y Oaxaca. En Jalatlaco llevó a cabo un movimiento audaz y oportuno, derrotando a Márquez; y esto me consta, porque yo estaba en Toluca y lo supe en el acto. Como es muy sabido, el 5 de mayo se distinguió extraordinariamente como Jefe de la derecha (sic), rechazando y persiguiendo al regimiento de infantería francés…”

Decenas de anécdotas surgen en esas batallas de calle por calle, casa por casa, cuarto por cuarto, dentro de la ciudad sitiada. Los grandes personajes hacen historia al ser parte de hechos heroicos, románticos, y a veces, hasta chuscos. Porfirio Díaz es el constante protagonista de estos hechos. Dos relatos nos muestran la intensidad de la lucha:

Deja un comentario