La Sorprendente Mariposa Monarca

La Mariposa Monarca

La Monarca es un ejemplar de la familia de los lepidópeteros; sus tonos naranjas, blancos y negros resaltan al contrastar con el verde de los bosques y el azul intenso del cielo.

El viaje:

Desde el norte de Estados Unidos y el sur de Canadá, las mariposas que nacen durante el verano constituyen la única generación que participa en el fenómeno migratorio, en un viaje de 4,500 kilómetros, en busca de condiciones benignas para hibernar y alcanzar la madurez sexual.

Ya en los santuarios, una vez que las mariposas adultas han alcanzado su madurez sexual y copulado varias veces, vuelan hacia las praderas del sur de los Estados Unidos y Canadá, pero en el camino mueren y nacen cuatro generaciones del insecto: las larvas sufren metamorfosis para convertirse en pupas, crisálidas, y finalmente en Mariposas Monarca, que en cuanto pueden volar, avanzan cada vez más al Norte.

La quinta generación, nace ya en territorio de Canadá y Estados Unidos, durante el verano y a diferencia de las cuatro generaciones anteriores, vive lo suficiente para emprender el viaje completo hacia al Sur, hacia la Reserva de la Biosfera.

Para reproducirse, la Mariposa pone sus huevecillos sobre una especie de planta llamada Asclepia, comúnmente conocida como “venenillo” o “algodoncillo”. Estas plantas contienen un alcaloide venenoso para otras especies, pero proporcionan protección a la mariposa, ya que las vuelve dañinas para las aves que se atreven a depredarlas.

La zona que constituye la Reserva de la Biosfera ofrece a la mariposa condiciones favorables tales como la vegetación y la temperatura.

Fred Urquhart

Por muchos años se pensó que el insecto pasaba el invierno en zonas tropicales y subtropicales pero en 1975, después de una paciente búsqueda, el zoólogo canadiense Fred Urquhart, encontró el lugar de hibernación. Para sorpresa de muchos estaba en una zona fría, con una altitud promedio de 3,200 metros sobre el nivel del mar, en la majestuosa Sierra Madre Occidental de México. Urquhart, en sus estudios, pudo determinar que su vuelo es solamente diurno.

Así, las mariposas que arriban a los santuarios nunca antes habían estado en ellos, pues son la quinta generación descendiente de las que partieron en la primavera anterior.

El cómo se orientan en tan largo recorrido sigue siendo una incógnita. Lo más sorprendente del caso es que ninguna mariposa completa un recorrido de ida y vuelta, ya que viven sólo unos meses.

En la Reserva de la Mariposa Monarca hay cinco santuarios:

  • Santuario Cerro Pelón,
  • Santuario Sierra Chincua
  • Santuario Cerro Chivati el Huacal
  • Santuario Sierra el Campanario
  • Santuario Cerro Altamirano

 

Mariposa Monarca
Mariposa Monarca

Santuarios abiertos al público:

De los 5 Santuarios ubicados en Michoacán solo dos se abren al público: El santuario de Sierra Chincua, ubicado en el municipio de Angangueo y el del Rosario, en el cerro “El Campanario”, perteneciente al municipio de Ocampo.

Para visitar los sitios permitidos, personas de las comunidades locales ofrecen recorridos y visitas guiadas. La mejor época para observar las colonias de la Mariposa Monarca y escuchar el batir de sus alas, es de mediados de diciembre a mediados de febrero.

Por razones de conservación y estudio, solamente esos dos se han abierto al público, bajo una serie de medidas en las que toman parte autoridades de los tres niveles de gobierno y ejidatarios.

 La mariposa inicia su arribo cada otoño, invariablemente desde los últimos días de octubre, y es el Consejo Nacional de Áreas Naturales Protegidas, CONANP, (órgano desconcentrado de la SEMARNAT, institución del gobierno federal), quien otorga los permisos de apertura al turismo. Con base en lo estipulado por tales permisos, los santuarios comienzan a admitir visitantes en la tercera semana de noviembre –por lo regular- y permanecen así hasta concluir marzo, fecha en que el lepidóptero inicia su camino de regreso a Canadá.

 

Cómo llegar:

Desde Morelia por la Supercarretera México-Morelia-Guadalajara.

Se recorre el camino hasta Maravatío, ahí se toma la carretera hacia Áporo, que entronca entre las poblaciones de Angangueo y Ocampo. Angangueo se encuentra a 5 minutos y Ocampo a 10 del entronque.

Otra ruta por la Supercarretera es salir en la segunda caseta (Venta de Bravo) y desviar de ahí a Tlalpujahua, siguiendo luego con rumbo a Angangueo. Este camino pasa primero por el Llano de las Papas, donde está el Santuario de Sierra Chincua y luego por Angangueo, desde donde se puede ir hacia el Santuario El Rosario.

Desde Morelia por la carretera federal No. 15 (libre), México-Nogales.

Se puede seguir la ruta Morelia-Ciudad Hidalgo, a la salida de esta población se toma la carretera a Maravatío, pasando por Irimbo y en el entronque tomar a Áporo, y de ahí a Angangueo y Ocampo.

Desde el Distrito Federal por la Supercarretera México-Morelia-Guadalajara.

En Toluca se toma la carretera con rumbo a Atlacomulco y de ahí se sigue hasta Maravatío, donde se continúa por la carretera hacia Áporo, que a su vez entronca entre Angangueo y Ocampo.

Otra ruta es salir en la caseta de Venta de Bravo, tomando de ahí la desviación hacia Tlalpujahua y seguir con rumbo a Angangueo. Este camino pasa primero por el Llano de las Papas, que es el acceso al Santuario de Sierra Chincua y por la misma ruta se llega a Angangueo, desde donde se puede ir hacia el Santuario El Rosario.

 

Información e imágenes: Secretaría de Turismo del Estado de Michoacán