Cigarros, la primera fábrica de León

La primera fábrica de León fue de cigarros

Cualquiera pensaría que la primera gran fábrica de la ciudad sería de marroquinería o calzado. Pero no, las primeras plantas de producción de la ciudad de León se dedicaron a producir cigarros y cervezas. El primer registro ante las autoridades del que se tiene constancia data de 1887: ‘La Orizaba’, sucursal de una fábrica de cigarros, propiedad de José Villanueva en el puente del Coecillo, según los datos del Archivo Histórico Municipal.

Ya en 1898, también en el Coecillo, el empresario Jacobo Kilian instaló una fábrica de cervezas con un modelo moderno americano de suprema calidad, que contenía un grado de alcohol de 4.25%. Y a principios del siglo XX, ‘La Cervecería del León’ se dedicó a la producción de marcas conocidas en toda la República como la Lager Beer y la Bohemia Especial. Así que los orígenes de León como ciudad de negocios están relacionados con el tabaco y las cervezas.

En 1910, Fidencio Candelas, instaló también en el Coecillo una planta de producción de aguas gaseosas y poco después Francisco Hernández fue dueño de ‘La Potosina’, uno de los primeros negocios de zapatería y que también se dedicaba a la ‘corambrería’, un giro dedicado al vino. Años después, apoyados por los franciscanos, los habitantes del Coecillo, siempre distinguidos por ser gente trabajadora, comenzaron con sus ‘picas’ familiares, y así fue como nacieron las grandes fábricas de zapatos y se logró posicionar a León como la capital del calzado hasta convertirse en lo que es hoy en día: una gran ciudad de negocios.

Información e imagen: OCV León, Guanajuato.