El Plan de Iguala de Agustín de Iturbide

El Plan de Iguala, proclamado el 24 de febrero de 1821 y suscrito por Agustín de Iturbide, es un documento que consagró tres principios básicos que regirían el futuro de la Nación Mexicana (45).

El Plan de Iguala sintetiza plenamente todo el evolucionado sentir de Agustín de Iturbide respecto a la guerra de independencia. Para el futuro emperador mexicano el virreinato y la subordinación a España tenían que finalizar. Un nuevo e independiente “Imperio Mejicano” * debía surgir como la consecuencia lógica e inmediata de la situación reinante en 1820.

Agustín de Iturbide, en ese momento, fungía como el jefe máximo de las fuerzas realistas que todavía combatían a las tropas insurgentes desperdigadas por el territorio. Él sabía, que el único camino para llegar a la meta, consistiría principalmente en lograr la unión de todos los pobladores y contendientes. Iturbide, además de ser un excepcional militar también poseía admirables cualidades de político y estadista.

La proclama.-

El 24 de febrero de 1821, en Iguala, Agustín de Iturbide proclama un texto llamado Plan de Independencia de la América Septentrional. Más tarde se conocería como El Plan de Iguala.

Éste texto, que declara contundentemente la independencia de México, también señala -entre otros más- tres puntos de suma importancia llamados las Tres Garantías:

  1. La Independencia de España.
  2. El establecimiento de la fe católica como religión oficial.
  3. La unión de todos los pobladores de la futura nación.**

Estas tres consignas serían la base, tanto del documento como del ejército que sostendría la nueva empresa.

Gobierno.-

No obstante que el nuevo plan puntualiza la creación de una monarquía independiente de cualquier otra potencia extranjera, también incluye  la invitación a Fernando VII para encabezar al nuevo imperio.

El plan incluía la formación de una junta interina que gobernaría mientras no hubiera un monarca definitivo.

También, en el acto de firma del documento se izó por primera vez la bandera tricolor: un estandarte compuesto por tres franjas diagonales con los colores blanco, verde y rojo respectivamente. Estos colores simbolizaban los tres principios o tres garantías propuestas por Iturbide: religión, independencia y unión.

Es importante mencionar que el Plan de Iguala no contempla cargo o promoción personal de Agustín de Iturbide, no obstante que el texto es de su autoría. Por lo menos, en ese momento, el brillante general no aspiraba a ser el gobernante de la nueva nación. Claramente señala que el nuevo monarca debe ser Fernando VII o algún otro integrante de la casa real de España.

La importancia histórica del Plan de Iguala se debe a que éste documento forja el nacimiento del actual México.

El Plan de Iguala fue ratificado el 25 de agosto de 1821 después de haber sido la base de los Tratados de Córdoba.

*Se debe a la intervención de fray Servando Teresa de Mier el uso del fonema x en substitución del fonema j como la forma correcta -tanto de manera escrita como verbal- para referirse  a México o a sus ciudadanos.

** Ésta última consigna contemplaba la supresión de cualquier distinción étnica entre los habitantes y residentes de la Nueva España. Españoles, criollos, mestizos o indígenas tendrían un trato de igualdad y, por lo tanto, los mismos derechos.

Anterior: Una nueva constitución es proclamada en España.

Siguiente: Texto del Plan de Iguala del 24 de febrero de 1821.

 

B