La histórica y heroica ciudad de Puebla

En 1531 la ciudad de Puebla, hoy capital del estado homónimo, fue fundada por el obispo Julián Garcés con el nombre de Puebla de Los Angeles.

El sobrenombre se debe a que en cierta noche el obispo soñó con un grupo de ángeles que le inspiraron una traza perfecta de las calles.
Actualmente, la ciudad de Puebla, se conoce con el nombre oficial de Puebla de Zaragoza en homenaje al general mexicano que contuvo la invasión francesa del 5 de mayo de 1862: Ignacio Zaragoza.

La ciudad se ubica en el valle que forman los volcanes Popocatépetl, Iztaccíhuatl, Pico de Orizaba y La Malinche y es atravesada por el Río Atoyac de norte a sur. Colinda, al norte con el estado de Tlaxcala; al sur con los municipios de Santo Domingo Huehuetlán y Teopantlán; al oriente con Amozoc, Cuautinchán y Tzicatlacoyan y al poniente con Cuautlancingo, Ocoyucan y San Andrés Cholula.

 

La Ciudad de Puebla
La Ciudad de Puebla

Puebla en el mundo.-

La ciudad de Puebla se distingue nacional e internacionalmente -entre otras cosas más- por sus espléndidas y singulares artesanías de Talavera y papel Amate así como por sus bellos tapetes de lana y piezas manufacturadas de ónix. También es reconocida, desde el año de 1987, como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por sus grandes ejemplares de arquitectura barroca y de estilo neoclásico.

La gastronomía poblana.-

Hoy en día, Puebla es una ciudad que combina modernidad y tradición que resguarda muchos símbolos de la de la identidad mexicana como el mole, los chiles en nogada y el traje de china poblana el cual señala la belleza y originalidad de México en el mundo.

Ciudad de Puebla: el mole poblano.
Ciudad de Puebla: el mole poblano.

La gastronomía poblana forma parte esencial de la cocina mexicana. Es la cuna de uno de los platillos más típicos del país: el Mole Poblano. Este es, por mucho, el platillo que mejor representa el mestizaje de México. Fue elaborado por primera vez en el Convento de Santa Rosa con la mezcla de ingredientes de origen indígena y español. Puebla también cuenta con una gran selección de exquisitos postres que van desde los jamoncillos de nuez y piñón hasta los famosos camotes.

Puebla en la historia.-

Puebla, además, es ampliamente recordada -no sólo en México sino en el mundo entero-, por su épica defensa, tanto por la célebre Batalla de Puebla como por el fuerte asedio a la que se vio sometida durante el Sitio de Puebla de 1863.
En esa época, el ejército invasor galo era considerado como uno de los más fuertes de Europa, sin embargo, fue contundentemente derrotado en su primera incursión hacia la Ciudad de México (5 de mayo de 1862).

Después de reagruparse durante casi un año, las fuerzas invasoras extranjeras volvieron a la carga y pusieron en sitio a la heroica ciudad. Fue un extraordinario combate, calle por calle, casa por casa, qué dejo una imborrable huella en los anales de las guerras del siglo XIX.

El ataque, fue tan despiadado, que el mismo comandante de las fuerzas francesas, el general Forey, apunta que tal batalla sólo era comparable con la de Sebastopol, en la guerra de Crimea.

En la actualidad, se puede visitar a algunos de los diferentes fuertes que defendieron a la ciudad.

 

B