Akumal, un destino ideal en la Riviera Maya

Akumal, con su hermosa bahía, su playa de blancas arenas, sus tortugas marinas e incontables maravillas subacuáticas, es el destino perfecto para relajarse y disfrutar del Caribe Mexicano.

Akumal, la Casa de las Tortugas por Daniel Salinas Córdova.

Situado entre Playa del Carmen y Tulúm, 96 kilómetros al sur de Cancún, Akumal es el destino turístico más antiguo de toda la Riviera Maya. Mucho antes de que Cancún fuera siquiera pensado por el gobierno mexicano como un destino turístico internacional y de que Quintana Roo fuera nombrado estado federal, es decir, en 1974, un buzo en busca de un galeón español hundido descubrió el paraíso terrenal que es Akumal. Este buzo era Don Pablo Bush Romero, miembro fundador del CEDAM (Club de Exploración y Deportes Acuáticos de México), el cual principalmente se dedicaba a descubrir naufragios y tesoros subacuáticos.

Desarrollo de Akumal.-

Akumal en ese entonces era una enorme plantación de cocoteros, y Don Pablo se enamoró de su descubrimiento al instante, por lo que quiso compartirlo con el mundo. Entonces, compró todo el lugar, se instaló a vivir ahí y comenzó a desarrollar Akumal como el primer destino turístico del Caribe Mexicano. Las primeras casas y edificios se construyeron trayendo todos los materiales por barco desde Cozumel, pues en ese entonces no había camino alguno que llegara a la bahía.

Sesenta años después, este sitio sigue siendo uno de los lugares más hermosos y mejor conservados de todo el Caribe Mexicano. Con sus pequeños hoteles y nada más un puñado de restaurantes y tiendas, Akumal es el lugar perfecto para gozar del mar, tomar el sol con calma y relajarse sin ser interrumpido por las grandes cantidades de personas ni por el ambulantaje, cosa que cada vez es más difícil encontrar en los destinos populares.

Akumal, la casa de las tortugas.
Akumal, la casa de las tortugas.

La belleza de Akumal.-

Además de la belleza y tranquilidad de sus playas, las mayores riquezas de Akumal, sin duda alguna, se encuentran debajo del mar, por lo que el snorkel o el buceo en sus cristalinas aguas son actividades obligadas para el visitante.

De las siete especies de tortugas marinas que hay en el mundo, tres se encuentran regularmente en Akumal: la Caguama, la Verde y la Carey.

Bajo la superficie se descubre un mundo increíble, lleno de vida, movimiento y colores. Sin mayor problema se pueden ver bellos corales, diversos tipos de peces coloridos y tortugas marinas con las que se puede nadar. Aunque las siete especies de tortugas marinas del mundo están en peligro de extinción, por suerte, Akumal es un santuario para estos animales, ya que en sus aguas habitan tres tipos de ellas: la Caguama (Caretta caretta), la Verde (Chelonia mydas) y la Carey (Eretmochelys imbricata), todas las cuales suelen encontrarse nadando o comiendo algas en las turquesas aguas de la bahía. Y son precisamente estos maravillosos animales los que dan su nombre al lugar, ya que en lengua maya Akumal significa “lugar de tortugas”.

Diversas actividades.-

Otra de las actividades que se deben realizar es ver cómo las tortugas salen a desovar de noche en la playa. Todos los años, entre abril y septiembre, cientos de tortugas regresan al lugar en el que nacieron para a su vez depositar sus huevos en la arena. Afortunadamente esto ha podido continuar hasta nuestros días gracias a la importante labor de conservación que el Centro Ecológico Akumal ha hecho desde hace más de veinte años.

Uno no puede visitar este extraordinario destino sin dejar de visitar y hacer snorkel en la preciosa laguna de Yal-Kú, la cual está a sólo 2 kilómetros al norte de la bahía. Este lugar, en donde un río subterráneo se une con el mar, es excelente para snorkelear pues hay muy poco oleaje, razón por la cual hay una gran cantidad de peces multicolores como sargentos, cirujanos azules, estrellas de mar, erizos y peces loro.

Todo esto y más es lo que hace de Akumal un destino ideal en la Riviera Maya.

 

DSC