Con cámara común sé un fotógrafo profesional

Anteriormente se utilizaba una buena cámara con rollo de 36 fotos, por lo que las personas cuidaban sus tomas para congelar eventos muy específicos.

Consejos prácticos para utilizar tu cámara de manera profesional.

Por: Alejandra Coyote Luna

Hoy, como parte del kit de viaje, nunca puede faltar una cámara fotográfica con una memoria de al menos ocho gigabytes para cubrir desde los momentos más especiales hasta los más chuscos de la estancia en un destino. 

La ventaja de los teléfonos celulares o las cámaras digitales es que permiten tomar cientos de fotografías, revisarlas y repetirlas, además de hacer pruebas con diferentes filtros y juegos de luz hasta lograr la toma perfecta. Es por eso que aquí descubrirás cómo hacer mejores fotografías para que al final generes escenas originales y puedas crear un álbum digital de tus viajes.

50% Porcentaje de personas que prefiere llevar su cámara profesional a viajes y en segundo lugar la utiliza para eventos sociales.

Tu cámara como profesional
Tu cámara como profesional

Consejos fotográficos.-

Recuerda: No se trata de dispararle a tu cara con un fondo que comunique a dónde fuiste, sino de inmortalizar momentos que te recuerden lo que viviste en tu viaje. Sigue estos consejos para hacer mejores tomas en la playa:

  • ¡A madrugar!

Cuando la arena es muy clara, ésta da un sentido pintoresco al lugar el cual que se enriquece y determina según el color del agua. Se recomienda que aunque te venza el sueño, te levantes temprano para aprovechar la luz del amanecer. A esa hora, los rayos del sol no dan directamente sobre la orilla de la playa y así el tono blanco o beige de la arena no provoca que arrugues la cara al retratarte con tu familia o amigos.

  • Juega al artista

Sé creativo. Debes pensar de manera sencilla para no atiborrar de elementos la fotografía. Evita hacer tomas con mucha gente y cientos de sombrillas; enfócate en un objeto y busca su mejor ángulo. Por ejemplo, toma unas conchitas con un fondo de arena y agrega un par de sandalias coloridas junto a un sombrero de playa. Esto le dará más vida a la foto para que siga reflejando un espíritu vacacional, aunque natural.

  • Geometría fotográfica

Busca formas y contornos en los paisajes -de preferencia círculos, rectángulos y triángulos- porque éstos le dan un poco de arte a la imagen. Una fotografía que no tenga una figura puede lucir plana o poco llamativa.

  • Conviértete en contorsionista

Atrévete a adoptar hasta la posición más incómoda para lograr incluir lo que quieres que salga en tu encuadre. Puedes acostarte en la arena, inclinarte en una silla o banco hasta acabar de cabeza, ponerte en cuclillas o agacharte. ¡No hay límites! Lo importante es divertirte y conseguir una buena imagen.

  • Más allá de “on”

No temas a los botones de las cámaras digitales y tómate un tiempo para experimentar con las funciones que ofrecen. Busca la función del ISO, y una vez ahí, selecciona las opciones de menor valor cuando estés en la playa. Esto te servirá para hacer tomas claras y sin sombras en aquellos lugares en que hay mucha luz. Por el contrario, si aumentas a los valores más altos, éstos te serán útiles para zonas con poca luz.

También juega con las funciones referentes a los filtros, ya que éstos ayudarán a intensificar los tonos de la naturaleza. Por ejemplo, un filtro naranja dramatiza un atardecer.

  • Infraganti

Si vas a tomar fotos de retrato, prueba no mirar a la cámara. Entre más espontánea sea la foto, mejor. Tampoco avises a tus amigos que volteen para salir bien. Verás qué tomas tan originales logras… y cuando no salgan perfectos todos, puedes confiar en que obtendrás fotos muy divertidas.

  • Tips a contra luz

Cuando quieras tomar una foto a contra luz, es decir, que la luz esté dándole directamente a la cámara, coloca tu mano justo arriba del objetivo para hacerle sombra y así evitar que el retrato salga oscuro.

  • ¡Una foto de botana!

Los grandes fotógrafos utilizan unos instrumentos que se llaman rebotadores para darle luz al objeto o persona retratada. Como alternativa creativa, te recomendamos que no tires las envolturas de las frituras porque te servirán como rebotadores. Gíralas al sol de manera que la parte plateada provoque que el reflejo dé directamente en la cara de la persona a quien estés tomándole la foto. Verás cómo se ilumina su rostro, dándole un efecto más atractivo.

Un estudio sobre el uso del teléfono móvil como herramienta fotográfica afirmó que el 70% de las personas encuestadas prefiere utilizar el celular –y no una cámara- para hacer tomas rápidas en cualquier lugar.

En tu próximo viaje notarás la diferencia entre tomar una foto y hacer una foto. No olvides que no necesitas ser un experto o tener una cámara profesional para lograr lo que quieres. Simplemente busca lugares, paisajes o perspectivas que nadie haya visto y retrátalos a tu manera.

Tu cámara como profesional
Tu cámara como profesional

El rey de los autorretratos

Sueña despierto. Si estás convencido de que no eres fotogénico, deja de creerlo y piensa en algo que te emocione al momento de la toma. Esto dará a tu cara mayor expresividad.

Busca otros ángulos. Nunca hagas tomas de arriba hacia abajo porque entonces tu cabeza puede aparentar estar deforme.

Miradas que matan. Para no hacer bizcos, evita mirar con fuerza el objetivo de la cámara.

Alto y digno. Para que no se marque la papada, estira tu mano con los dedos ligeramente separados y colócala debajo de tu cara de manera que tu dedo meñique toque tu barbilla y el pulgar se apoye en tu pecho. Así conseguirás la altura del cuello adecuada.

46% porcentaje de personas encuestadas por una empresa de telefonía celular que comparte sus fotografías en redes sociales.

 

 

Por: Alejandra Coyote Luna

Imágenes: Pixabay