El Volcán Popocatépetl

El Popocatépetl y su continúa y peligrosa actividad hace que sea una de las montañas más vigiladas del mundo.

Las constantes exhalaciones y pequeñas erupciones del Popocatepetl obligan a mantener un permanente sistema de monitoreo destinado a prevenir algún desastre.

El volcán Popocatépetl con 5,482 (msnm) es, respecto a medidas de altitud, la segunda montaña más importante dentro de la república mexicana y sólo superada por la del volcán Pico de Orizaba, pero probablemente sea la más importante desde otros puntos de vista.

Este monitoreo es llevado a cabo por el CENAPRED (Centro Nacional de Prevención de Desastres) en conjunto con los institutos de Ingeniería y Geofísica de la UNAM y la colaboración del U.S. Geological Survey.

Ubicación:

Se encuentra en las coordenadas 19.02° N y 98.62° O dentro de la Cordillera Neovolcánica entre los estados de México, Puebla, Morelos y muy cercano a la ciudad de México.

Es del tipo Estratovolcán Andesítico-Dacítico, cubre una superficie (llamada edificio volcánico) de 500 km² y su cráter tiene un diámetro de 900m con una profundidad (desde su labio inferior) de 150 m.

Registros:

Se tienen muchos registros de antiguas erupciones acaecidas en siglos pasados, algunas violentas, otras moderadas y otras tantas compuestas de simples y abundantes exhalaciones de ceniza y piedra pómez.

Al principio de la década final del siglo pasado la actividad creció y se hizo más constante, razón por la cual, como se mencionó lineas arriba, se decidió mantener al coloso en permanente vigilancia.

Su nombre proviene de la lengua náhuatl y significa “Monte que humea” o “Monte humeante“, lo cual nos hace constatar que ya desde tiempos muy remotos la actividad interior, aunque discreta, era notable.

De cualquier forma, con actividad o sin ella, la presencia inmortal del volcán ha sido, es y será, junto con su compañero el volcán Iztaccíhuatl, un elemento fundamental de la historia, de la geografía y hasta del sentir popular del centro del país.

Es por ello que a esta montaña se le atribuyen algunas leyendas, tanto románticas como divinas, en las que se pretende explicar su origen y relación con los antiguos pobladores prehispánicos de esta región.

Leyenda:

Como por ejemplo, la bella historia de como los dioses convierten al guerrero Popoca y a la princesa Iztaccíhuatl en dos grandes volcanes después de conmoverse por la rabia y el llanto que vehementemente expresa el guerrero al regreso de la guerra y enterarse de la muerta de su amada.

O como aún en la actualidad se encuentra a “los temperos” o guardianes del Popocatépetl que consideran al coloso (al cual nombran Don Goyo o Serafín) como una especie de deidad mexica responsable de las lluvias y cosechas.

Listado de las principales elevaciones montañosas de México.