Volcán Iztaccíhuatl: La mujer blanca

El volcán Iztaccíhuatl es la tercera montaña más alta del país y la sexta en Norteamérica con una altitud de 5,386 msnm.

El Iztaccíhuatl se encuentra a unos 55 kilómetros de la ciudad de México y forma parte de los límites de los estados de México y Puebla.

Forma parte, desde el 8 de noviembre de 1935 y en conjunto con su compañero el Volcán Popocatépetl, del Parque Nacional Izta-Popo Zoquiapan. Su nombre en lengua nahúatl, Iztaccíhuatl, se traduce al castellano como Mujer Blanca, pero popularmente se le conoce en el centro de México como la Mujer Dormida ya que su perfil asemeja una mujer recostada.

De hecho, algunas de las diferentes secciones, pasos y altitudes deben su nombre, según su forma, al parecido correspondiente con la anatomía femenina: La Cabeza (5,146), El Pecho (5,386), Los Píes (4,703) y las Rodillas (alrededor de los 5,000).

Para todos aquellos excursionistas y amantes del montañismo, el volcán ofrece diferentes rutas de ascenso que por igual complacen tanto a profesionales como a aficionados. La más común es la denominada “ruta de los píes” al sur del macizo, la cual se inicia prácticamente en la unión de las laderas bajas del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl en el lugar conocido como Paso de Cortés.

Al norte y desde la población de San Rafael, existe otra ruta conocida como “de la cabeza” que se recomienda para montañistas experimentados por el grado de dificultad que exige.

Mujer Blanca
El Iztaccíhuatl y el Popocatépetl

Como todas las montañas importantes, este volcán, es el protagonista de diferentes leyendas populares que se remontan a tiempos de los Aztecas. La más conocida es aquella en que la princesa Iztaccíhuatl, hija del rey Tezozomoc, murió de pena al tener noticias falsas de la muerte de su amado, el guerrero Popoca, el cual y al regreso de Oaxaca, donde había participado en algunas batallas, llora la muerte de la princesa y también muere de pena y dolor. Los dioses, conmovidos, los convierten en las volcanes actuales: Popocatépetl e Iztaccíhuatl.