El cerro de la Bufa y la maravillosa Zacatecas.

El cerro de la Bufa un gran atractivo turístico de la ciudad de Zacatecas

La orografía de Zacatecas la ha dado a esta ciudad minera su propia identidad, siendo su símbolo principal el cerro de la Bufa: dominando con sus 2,610 metros de altura toda la ciudad. 

Se dice que los españoles, buscando incansablemente metales preciosos para su explotación, entraron por una vereda montañosa que desembocaba en una olla, apareciendo frente a ellos esta gran montaña que fue asentamiento de tribus Zacatecas.

Juan de Tolosa le llamó Bufa, pues le encontró parecido a una vejiga de cerdo, palabra de origen aragonés quiere decir exactamente eso. 

Y tuvo tanta importancia en la fundación de Zacatecas, que en el año de 1588 fue incluido en el Escudo de Armas de la ciudad.

En el año de 1548 fue construida en la cima del cerro una ermita dedicada a la Natividad de Nuestra Señora, la cual tuvo varias modificaciones hasta ser conocida como el Santuario de la Virgen del Patrocinio, patrona de los habitantes de la ciudad.

La primera observación climatológica registrada en este cerro se llevó a cabo en enero de 1876, aunque fue hasta tres décadas después cuando se inauguró en el lugar el Observatorio Meteorológico de Zacatecas.

Panorámica de Zacatecas desde el cerro de la Bufa
Panorámica de Zacatecas desde el cerro de la Bufa

Turísticamente hablando, este famoso cerro es un paseo obligado en Zacatecas no sólo por la vista que ofrece, sino por su patrimonio cultural y su relevancia en la historia local.

Fue testigo de la llegada de Miguel Hidalgo y Costilla en épocas del movimiento de Independencia, al igual que escenario de batallas en la Toma de Zacatecas, donde tropas del general Francisco Villa derrotaron al ejército huertista un 23 de junio de 1914.

Atractivos del cerro de la Bufa.

Desde 1978 se mejoró el lugar para realzar su atractivo turístico, con iluminación a lo largo del paseo y la adaptación de espacios como el Museo de La Toma de Zacatecas, abierto en 1984, donde se exhiben diversos testimonios de aquellos eventos.

Frente al atrio del Santuario, se inauguró en 1989 la Plaza de la Revolución, donde se colocaron las estatuas de los tres principales responsables de la victoria de las fuerzas revolucionarias: Francisco Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera.

El Cerro de la Bufa: monumento a Francisco Villla
El Cerro de la Bufa: monumento a Francisco Villla

Un gran atractivo es la Cámara Oscura, la más grande de América Latina, en donde el visitante hace un recorrido virtual en tiempo real por la ciudad de Zacatecas, mientras un guía nos relata historias y platica acerca de los edificios más importantes del Centro Histórico. Sin duda le encantará a toda la familia.

¡Y el Cerro de la Bufa no se vive igual si no te subes al teleférico! El primero instalado en México y gracias al cual se aprecia en todo su esplendor la ciudad de Zacatecas en un trayecto de 650 metros que dura unos 7 minutos.

Opera desde 1979, aunque fue remodelado íntegramente en 2016 y reinagurado en 2018, dando servicio con 6 cabinas para 8 personas cada una, y una cabina adicional con capacidad de 5 personas que tiene una característica especial, no apta para quienes tienen miedo a las alturas: un piso de cristal que permite tener una vista única del paisaje.

¡Pero aún hay más! Para quienes gozan de las emociones fuertes existe la Tirolesa 840, que ofrece un emocionante recorrido de 840 metros de largo en dos tirolesas a 80 metros de altura. ¡Genial!

O tal vez quieras ascender en bici de montaña o hacer el paseo en cuatrimoto al Crestón Chino, contiguo al cerro de la Bufa

Eduardo Albornoz