Columna de la Independencia, una obra con muchas historias (1)

Pocas veces escuchamos el término “Columna de la Independencia” pero, sin duda, es uno de los íconos de la Ciudad de México y del orgullo mexicano, sí, estamos hablando de la construcción en torno al Ángel de la Independencia. 

Se encuentra ubicada en la principal glorieta del Paseo de la Reforma de la CDMX, una de la avenidas más emblemática de la capital del país, nos referimos a la Columna de la Independencia, una construcción con más de 100 años de historia. 

La obra estuvo a cargo del arquitecto Antonio Rivas Mercado y el ingeniero Roberto Gayol, mientras que el artista italiano, Enrique Alciati, dio vida a los encargos escultóricos. 

El Ángel”, como se le conoce coloquialmente, hace referencia a la escultura central de esta obra que simboliza a la diosa griega de la victoria, Niké. 

La corona de laurel que levanta con una mano representa el reconocimiento a los insurgentes y la cadena con eslabones rotos que sostiene en la otra simboliza la ruptura del orden colonial. 

El Ángel”, es una escultura de bronce con recubrimiento en oro que mide 6.7 metros y pesa ni más ni menos que 7 toneladas. Una obra muy pesada. 

Y, sin embargo, el 28 de julio de 1957, un sismo con epicentro en Acapulco, Guerrero, dejó la escultura tirada y destrozada en pleno Paseo de la Reforma. 

Los restos de “El Ángel” fueron recogidos por el departamento del entonces Distrito Federal y llevados a una bodega donde evaluaron los daños. 

Una pierna y un brazo fueron rescatados, el resto de la popular figura de la Columna de la Independencia parecía pérdida total.

La obra tuvo que rehacerse, con algunas piezas originales, por un grupo de especialistas bajo el mando del escultor José María Fernández Urbina. 

La obra fue colocada nuevamente en la Columna de la Independencia el 16 de septiembre de 1958. 

La Columna de la Independencia cuenta con un mirador que no te quieres perder, la entrada es gratuita. Solo pueden subir seis personas por turno de 15 minutos de martes a domingo de 10:00 a 16:30 hrs., todas deben ser mayores de 12 años.

Para lograrlo, deberás asistir personalmente a la oficina del Patrimonio Cultural de la Delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, y llenar un documento que deberás firmar.Puede parecer un trámite engorroso pero vale la pena. 

Esta es apenas la primera parte de un reportaje que revelará los más sorprendentes secretos de “El Ángel”. Nos leemos pronto. 

Segunda parte: Columna de la Independencia y El Ángel (2).

Belem Capetillo