Monumento a los Niños Héroes, un ícono de la historia

El Monumento a los Niños Héroes alberga los restos de los cadetes que dieron su vida por nuestra patria, pero también se trata de una obra que esconde los más interesantes secretos, descúbrelos.

En la Primera Sección del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México, se encuentra el Monumento a los Niños Héroes, un hemiciclo que conmemora a los jóvenes cadetes del que defendieron el Castillo de Chapultepec de la invasión norteamericana en 1847. 

Monumento a los Niños Héroes
Niños Héroes

El 13 de septiembre de aquel año, el Ejército de Estados Unidos intentó tomar las instalaciones del castillo, donde se albergaba el Colegio Militar. La política expansionista de James Polk, entonces presidente de la nación norteamericana, desató la violenta invasión. 

En el Monumento a los Niños Héroes se resguardan los restos de Juan de la Barrera, Agustín Melgar, Francisco Márquez, Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez y Juan Escutia, de ahí las seis columnas blancas que conforman la obra. 

El hemiciclo, diseñado por el escultor Ernesto Tamariz y el arquitecto Enrique Aragón, también alberga los restos del General Felipe Santiago Xicoténcatl. 

Por cierto, en la historia destacan los nombres de 6 cadetes, sin embargo, se sabe que, en total, fueron 50 cadetes los que participaron en la batalla contra el ejército norteamericano.    

Hacia el final de la batalla, se dice que Juan Escutia se envolvió en la bandera mexicana y saltó de la cima del castillo para evitar que los enemigos capturaran el símbolo patrio, sin embargo, parece tratarse solo de un mito. 

Algunos expertos afirman que para caer en donde su cuerpo fue encontrado, Escutia hubiera necesitado alas. 

El Monumento a los Niños Héroes es, además de icónico, una obra arquitectónica de clase mundial, fue construido en mármol blanco con un estilo sobrio y elegante.

El impresionante monumento se encuentra justo en la entrada del Bosque de Chapultepec, cerca de la estación del metro Chapultepec. 

Puedes visitar esta obra de martes a domingo y, por supuesto, disfrutar de los interiores del bosque y del impresionante Castillo de Chapultepec que también esconde secretos muy interesantes. 

Belem Capetillo