Playa del Carmen: el corazón de la Riviera Maya te espera.

Con todas las medidas para evitar la propagación del Covid-19, Playa del Carmen reabre sus puertas para que, después de este largo encierro, logres despejar tu mente y broncear tu cuerpo. 

Al sur de Cancún, se alza un antiguo pueblo de pescadores, el que solía ser el punto de partida de los mayas en su peregrinaje al santuario de Ixchel en Cozumel. Hablamos de Playa del Carmen, donde el hombre y la naturaleza se vuelven uno mismo. 

Este destino es el sueño de cualquiera, ofrece temperaturas cálidas todo el año, con una promedio de 30 grados centígrados y humedad alta. Es un sitio perfecto lo mismo si te gusta el turismo de aventura que la relajación total. 

Cuenta con innumerables cenotes y esta es una de sus más grandes atracciones. Se trata de pozos de agua de gran profundidad en los que sumergirse es tan divertido como mágico. Los hay a cielo abierto, semi abiertos, subterráneos o en gruta. 

Y sí, en esta nueva normalidad está permitido nadar en cenotes al 30% de su capacidad. Los operadores turísticos están al tanto de protocolos y medidas sanitarias, así que no te preocupes, visitar estos y otros destinos turísticos de Playa del Carmen es seguro. 

The Jungle Place es un sitio que no te puedes perder. Un santuario para el mono araña en peligro de extinción. Es, además, una organización sin fines de lucro que destina el 100% de sus entradas al cuidado de la vida silvestre. Pero, ¿y la playa?

Caleta Tankah es una gran opción para toda la familia, está alejada del bullicio y es ahí donde desembocan aguas dulces subterráneas que bañan los cenotes y las entrañas de la Península de Yucatán. 

Y, por supuesto, tampoco te puedes perder los extraordinarios parques de Xcaret y Xel-Ha que -con todas las precauciones necesarias- ya retomaron sus actividades nuevamente.

Pero eso no es todo, Playa del Carmen te espera con platillos que te van a dejar boquiabierto. La gastronomía es otro de sus fuertes y, aunque la oferta es amplia, te recomendamos probar la cochinita pibil y el pescado tikin xic. No te vas a arrepentir.

Tú necesitas playa y el turismo necesita de ti. 

Belem Capetillo