General Porfirio Díaz Mori

El General Don Porfirio Díaz

Porfirio Díaz y la historia:

Dentro de cualquier historia, de cualquier nación, siempre es posible observar que por múltiples causas, a veces contradictorias y a veces inexplicables, suele haber personajes que sufren de injusto abandono. En un momento parciales historiadores, en otro, políticas oficiales, y en muchos más, la mala interpretación – ya sea por accidente, por descontextualización o hasta por mala fe – logran que el hacer de algunos grandes hombres del pasado sea desvirtuado por completo y en ocasiones hasta olvidado. Este es el caso del General Don Porfirio Díaz Mori, un hombre que al mismo tiempo que es pieza fundamental de la Historia de México, también es uno de aquellos a los que se les ha juzgado de manera muy injusta y con mucha ligereza tomando como punto de partida los conceptos del siglo XXI. Porfirio Díaz

Por otro lado, conocemos un sinfín de personajes inscritos en la Historia de México con dudosa moral o con frágiles lealtades y que lejos de tener la estatura histórica y humana del General Díaz, son constantemente homenajeados. A unos se les reconoce con letras de oro en recintos públicos y oficiales, otros forman parte de la tradicional nomenclatura urbana, y otros menos, gozan de monumentos en los cuales descansan sus restos físicos.  Privilegios negados al gran soldado Porfirio Díaz, ya que como ejemplo, sus restos aun descansan en el cementerio de Montparnasse, en París.

José de la Cruz Porfirio Díaz Mori nace el 15 de septiembre de 1830 en la ciudad de Oaxaca, capital del estado del mismo nombre. Fue el sexto hijo de siete, que José Faustino Díaz, criollo de origen español, y Petrona Mori con algo de sangre india mixteca, y otro poco asturiana habían procreado. Existe una creencia generalizada de que Porfirio Díaz fue un hombre de origen más bien indígena, tipo Juárez, de poca instrucción y cultura y que sólo hasta llegar a la presidencia se afinó de forma notable.

Deja un comentario